sanación energética

¿Qué es una sanación energética?

Una sanación energética es un método natural y holístico que actúa sobre todos los niveles que componen el ser humano, es decir, físico, energético, emocional, mental y espiritual. Permite recuperar el orden energético para que la energía de vida pueda circular libremente y de manera coherente.

Cuando el terapeuta encuentra su propia coherencia y su propio orden interno, el amor incondicional lo habita y esta es la clave para poder ofrecer una terapia energética que vaya más allá de una simple armonización de las energías. Puede lograr transmutar todo el dolor de la persona que recibe la sanación. Se trata de un encuentro en otra dimensión entre la parte más elevada del terapeuta y la de la persona que le pide ayuda.

La finalidad de una sanación energética no es ayudar a comprender desde la mente, sino ayudar una energía que se encuentra en un lugar de un campo energético provocando caos a que encuentre el lugar que le corresponde. Esto es una sanación: encontrar el orden energético.

Es muy importante que la persona que desea recibir una terapia energética formule conscientemente al terapeuta aquello que anhela sanar (un dolor, un trastorno físico, un bloqueo emocional, un malestar psíquico, etc.), además de darle el permiso para actuar. La persona tendrá también que asumir la responsabilidad de los cambios que tendrán lugar en su vida tras la sanación, ya que un movimiento en el cuerpo energético implica movimientos en los otros cuerpos de la persona y también en sus diferentes aspectos. Estos cambios van a perdurar o difuminarse en función de la consciencia focalizada en ellos. En cualquier caso, se trata de cambios evolutivos para el ser humano y/o para su alma.

Concretamente, ¿para qué sirve una sanación energética?

Podemos considerar un trastorno físico o un malestar emocional, por ejemplo, como el resultado de la cristalización de una información que se encuentra en estado de caos en otro plano del ser, es decir, una vibración que no está en su lugar y que transmite su frecuencia a los otros niveles que forman parte del ser humano.

La influencia de este caos puede manifestarse de diferentes maneras:

  • en el plano físico: dolores, problemas digestivos, respiratorios, circulatorios, osteo-musculares, dérmicos, de fertilidad, etc.
  • en el plano energético: disminución o insuficiencia de energía vital, cansancio crónico, bloqueos a nivel de los diferentes centros y vías energéticas (chakras, meridianos, nadis...), etc.
  • en el plano emocional: vivir permanentemente o muy a menudo con emociones limitantes como el miedo, la tristeza, la rabia, el orgullo, la duda..., la baja autoestima, la ansiedad, la frustración, etc.
  • en el plano mental: estrés, hiperactividad mental, preocupaciones e inquietudes injustificadas, trastornos del sueño, falta de concentración, dependencias, etc.
  • en el plano espiritual: sensación de no estar en su lugar o en su centro, impresión de que falta algo en la vida, ganas de evolucionar, necesidad de encontrar paz y calma, falta de entusiasmo, etc.

La sanación energética también puede ayudar en un trabajo relacionado con las memorias celulares y transgeneracionales.
CONCERTAR UNA CITA*

Advertencia: en ningún caso, una sanación energética sustituye una consulta médica ni un tratamiento farmacológico. Sólo tu médico puede detener o modificar tu tratamiento.